Contrato arras

Porcentaje a entregar en un contrato de arras

¿Sabes qué cantidad debe de entregarse en el momento de la firma de un contrato de arras? Siempre que exista consenso entre ambas partes, el porcentaje es libre. De todas formas, a continuación te damos una serie de recomendaciones al respecto.

¿Qué es un contrato de arras?

Un contrato de arras es un contrato privado entre comprador y vendedor por medio del cual se reserva la compraventa de una vivienda mediante una señal económica previamente pactada.

La cantidad de dinero aportada se descontará del precio final que se pague por el inmueble. Las arras funcionan como garantía de que comprador y vendedor terminarán formalizando la transacción.

La firma de este contrato implica el compromiso de ambas partes. Si el comprador termina echándose para atrás en la operación, perderá la cantidad aportada como arras. Por su parte, si es el vendedor el que decide no continuar con la transmisión, deberá devolver al comprador la cantidad entregada en las arras, pero por duplicado.

El contrato de arras es un paso previo al contrato de compraventa. Es el medio más habitual para sellar el compromiso de ambas partes para llevar la transacción inmobiliaria a buen puerto.

Firmar este contrato tiene múltiples ventajas tanto para el comprador como vendedor.

Una de las ventajas más importantes para el comprador es que se asegura de que el propietario no acabe vendiendo el inmueble a otro comprador que le ofrezca una mejor oferta económica.

Por el lado del vendedor, la ventaja es que se asegura de que el comprador no termine por decantarse por otro inmueble, haciéndole perder oportunidades de negocio.

A continuación te ofrecemos un modelo de contrato de arras que podrás descargar y utilizar de forma muy sencilla en el proceso de venta o compra de tu nueva vivienda.

Contrato arras

¿Qué cantidad se entrega en concepto de arras?

Lo más habitual es que el comprador entregue un 10% del valor total de la vivienda en concepto de arras. Sin embargo, hay que recordar que el contrato de arras es un pacto completamente libre, por lo que las cantidades pueden variar según acuerden las partes implicadas en la compraventa.

Normalmente, cuando el periodo que va a transcurrir entre el contrato de arras y la firma en Notaría es pequeño, por ejemplo, 15 días, no tiene sentido entregar una cantidad de arras elevada. El compromiso del comprador con la vivienda es firme, por lo que se podría entregar simplemente un 5% del valor de la vivienda.

Por otro lado, cuando el inmueble tiene un valor elevado, un 5% o un 7% puede ser un porcentaje más que razonable para formalizar un contrato de arras. Por ejemplo, un 5% sobre un inmueble valorado en 500.000 €, supone una cantidad lo suficientemente importante para que nadie esté dispuesto a perderla por incumplimiento de su contrato.

Existen ciertas transacciones inmobiliarias en las que el plazo que transcurre entre el contrato de arras y la firma en Notaría puede prolongarse demasiado. Esto sucede, por ejemplo, en los casos en los que el comprador interesado en adquirir el inmueble necesita vender una propiedad anterior para poder financiar la nueva compra.

En estos casos, el comprador puede entregar un porcentaje de arras más elevado como señal de que, aunque los plazos sean más prolongados, el compromiso con la operación es firme.

Contrato arras

¿Siempre es necesario firmar un contrato de arras?

Nuestro consejo es que, tanto si estás pensando en vender como en comprar una vivienda, te interesa firmar un contrato de arras. Es la forma de asegurarte de que la operación se llevará a cabo.

En Qualis Optima te lo ponemos fácil. A continuación te ofrecemos un modelo de contrato de arras que puedes descargar de forma completamente gratuita. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros y tu Qualis Angel te ayudará en todo el proceso.

Contrato arras